{"multiple":false,"video":[]}

Una drástica decisión fue la que tomaron los hermanos Benito y Pablo Trangol Galindo, quienes retomaron la huelga de hambre que extendieron por más de 100 días hasta el mes de octubre pasado. El reclamo de los comuneros es que aún permanecen en la cárcel, tras ser acusados de quemar un templo evangélico en Padre de Las Casas en Temuco.

Según consigna La Tercera, Robinson Trangol, vocero de los comuneros, explicó que “hoy Benito inició una huelga seca, por el incumplimiento del gobierno, que no ha respetado su palabra. Se los mantiene encarcelados, siendo que no hay pruebas que los involucren. No hay un juicio aún y ni siquiera les han dado la medida de cambio de cautelar”.

Al respecto, el gobernador de Cautín, Ricardo Chancerel indicó que “el gobierno no puede ejercer presión sobre otro poder del Estado y luego, entendemos que el retraso en el inicio del juicio obedece a diligencias que pidió la propia defensa de los imputados”.

Según la autoridad provincial, la demora del juicio se ha extendido más de lo normal, puesto que “llevamos más de un mes intentando dar inicio a la audiencia de preparación de juicio oral y no ha podido hacerse”.

Tags:

Deja tu comentario