{"multiple":false,"video":[]}

Los 34 cóndores, el puma y los otros animales que esta semana aparecieron muertos en una localidad de la provincia argentina de Mendoza, fueron envenenados con carbofurano, uno de los pesticidas más tóxicos.

Los resultados se obtuvieron de exámenes realizados en muestras de tierra, agua y flora en la zona donde fueron hallados los cadáveres, cerca de la localidad de Los Molles, en la ladera de Los Andes.

El fiscal del caso, Javier Giaroli, señaló que el laboratorio que analizó las primeras muestras enviadas a Buenos Aires ya le había revelado que presentaban “rastros de carbofurano”, hipótesis que ahora se confirma.

Los cadáveres estaban en una zona de casi 3.000 metros de altura a la que no llegan las rutas en automóvil y se requiere caminar a pie seis kilómetros para poder acceder a ella.

Tags:

Deja tu comentario