{"multiple":false,"video":[]}

Este miércoles, la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam) inició un paro nacional de 24 horas en rechazo a la violencia que enfrentan diariamente.

Los trabajadores piden que las autoridades tomen medidas vinculadas a “resguardar la seguridad del personal que se desempeña en servicios de salud”.

Aunque la entidad lamentó los problemas que esta movilización podría generar en los usuarios, piden comprensión, dado que la creciente violencia ya no es sostenible.

Esteban Maturana, presidente de la Confusam, explicó a La Tercera que su objetivo es llamar la atención del gobierno. “No tenemos por qué poner la cara para recibir insultos, cachetadas, amenazándonos permanentemente por hechos que no tenemos responsabilidad. Queremos que el gobierno ponga el punto sobre las íes”, explicó el dirigente.

Tags:

Deja tu comentario