{"multiple":false,"video":[]}

Comienza marzo y con ello, no sólo se aproximan importantes gastos, como el permiso de circulación, útiles escolares y uniformes, sino que también parten los preparativos para que los niños regresen al colegio.

Una parte fundamental de la organización de los padres chilenos es elegir correctamente el transporte escolar, en especial si se trata de niños muy pequeños.

Según los expertos, la legislación chilena exige una serie de requisitos a los conductores y vehículos encargados de trasladar a menores de edad. Por ello, es fundamental que los padres o apoderados estén enterados de estas normativas.

En primer lugar, según informa la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (CONASET), antes de cerrar el trato es imperativo revisar que tanto el conductor como el vehículo estén inscritos en el Registro Nacional de Transporte Escolar. Esto garantiza que el furgón pasó las pruebas y que el chofer cuenta con licencia profesional.

También es importante cerciorarse que el conductor tenga una tarjeta identificadora con sus datos personales y pedirle que muestre su licencia profesional Clase A1 o A3.

Del mismo modo, para evitar inconvenientes a futuro, es fundamental revisar si el chofer o los auxiliares de transporte están habilitados para trabajar con menores de edad. Para conocer esta información, hay que ingresar al sitio web del Registro Civil y dirigirse a la ventana “Registro de Inhabilidades”.

Por otro lado, aunque parezca obvio, una característica obligatoria para este tipo de transportes es que el color del vehículo sea amarillo y cuente con el tradicional letrero triangular con leyenda “Escolares” en el techo. En este caso, se exceptúan a los minibuses, que tienen permitidos utilizar el color blanco.

Otra exigencia es que los vehículos cuenten con luz estroboscópica o cinta retro reflectante, con el objetivo de darle mayor visibilidad a este tipo de transporte en las calles. Además, el furgón o minibús debe tener ventanas en ambos lados, de modo que, si llega a ocurrir un accidente, los niños puedan ser rescatados con facilidad.

Por su puesto, al igual que todos los autos que circulan por las calles y carreteras del país, los vehículos escolares deben tener su documentación al día. Esto implica que la revisión técnica debe haber sido aprobada correctamente, el permiso de circulación tiene que estar vigente y debe tener contratado el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales (SOAP) que cubre los gastos médicos de los transportados o cualquier persona que se vea involucrada en un siniestro.

“Como su nombre lo dice, es obligatorio que todos los vehículos cuenten con el SOAP, sin embargo, para la tranquilidad de los padres, siempre es sensato preferir aquellos furgones escolares que tengan contratado un seguro de autos, dado que la cobertura es mucho más amplia”, afirma Juan José Santa Cruz, gerente general de EstoySeguro.cl.

Por su parte, es importante tener en cuenta que la antigüedad de estos vehículos no puede superar los 14 años. En el caso que estos furgones hayan sido fabricados desde 2007 en adelante, tienen que contar obligatoriamente con cinturones de seguridad en todos los asientos.

Hay que tener en cuenta que en el caso de estos vehículos no es obligatorio el uso de sillas de retención infantil, tal como lo exige la ley vigente para los autos particulares. ¿La razón? Según explican desde el Ministerio de Transportes, el transporte escolar debe cumplir con una serie de regulaciones, revisiones y normativas especiales, por lo que la seguridad es alta. Además, los conductores escolares cuentan con licencia profesional.

De todas formas, en los furgones escolares está prohibido trasladar a niños menores de 8 años en los asientos delanteros.

Si el vehículo escolar no cumple con algunos de estos requisitos –ya sea el color amarillo, la licencia del chofer, el permiso de circulación, el SOAP, entre otros–, el propietario se expone a una multa de 1.5 a 3 UTM y entre 5 a 45 días de suspensión de la licencia, dado que la ley lo considera una infracción gravísima.

 

Tags:

Deja tu comentario