{"multiple":false,"video":{"key":"cr8t21Ieh8Gechvn32096","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Ha pasado un año desde la desaparición de una joven japonesa y la justicia chilena no recibe ninguna solicitud de extradición desde Francia en contra del pololo de esta joven que es chileno, y que podía ser investigado por esta situación.

El 4 de diciembre del año 2016 se dio la noticia de la desaparición de Narumi Kurosaki (21), quien estaba en Francia estudiando idiomas, y que tenía una relación con el chileno Nicolás Cepeda Contreras.

“Estamos esperando que el pedido de extradición llegue por los canales formales, vale decir por vía diplomática y por el Ministerio de Relaciones Exteriores”, explicó el fiscal esta jornada.

Cepeda, por su parte, no se ha manifestado sobre el caso, donde él es el principal sospechoso de esta desaparición.

 

Tags:

Deja tu comentario