{"multiple":false,"video":[]}

Un duro revés judicial tuvo la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, luego que la justicia diera orden de detener la ordenanza municipal del pasado 30 de octubre que multaba hasta con 250 mil pesos a quienes hicieran “ocupación de espacios públicos” y actividades en que se solicitara dinero a los transeúntes.

La medida había recibido diversos cuestionamientos, dado que incluía a las personas en situación de calle.

Igualmente, la Corte de Apelaciones de Antofagasta instruyó al municipio respecto a que cuenta con un plazo de ocho días hábiles para entregar todos los antecedentes sobre la materia.

La decisión del tribunal de alzada fue aprobada por la unanimidad de sus integrantes, considerando que la aplicación de la medida podía constituir “una afectación de las garantías constitucionales”, de acuerdo con lo informado por radio BioBío.

 

Tags:

Deja tu comentario