{"multiple":false,"video":{"key":"cscb700iiwUychvn36118","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Más de 48 horas completaron algunos puntos de Santiago sin electricidad, después de la tormenta de viento y lluvia del pasado lunes.

Aunque el problema se restringió a solo unos miles de hogares, la situación motivó críticas en contra de la distribuidora de electricidad, incluso desde el Gobierno Regional.

Ñuñoa fue una de las comunas que, parcialmente, quedó sin suministro. Hablamos específicamente de los vecinos de Villa Frei, quienes denuncian lentitud en la reposición del suministro eléctrico, tras pasar tres días sin luz.

“Es peligroso, en el sentido que puedan robar de nuevo, hay gente que vive sola acá”, señaló una de las vecinas.

Más de 8 mil fueron los clientes que, según la Intendencia Metropolitana, continuaban sin electricidad al inicio de la jornada del miércoles, mientras que vecinos de la Villa Parque Alameda en Lo Prado, aún veían los cables de luz en el suelo tras el sistema frontal de mal tiempo.

Esta situación pone entre la espada y la pared a las personas que son electrodependientes y cuya salud corre peligro al no contar con suministro eléctrico.

Este es el caso de Virginia, quien sufre de fibrosis pulmonar y asegura estar inscrita hace más de un año en el registro especial de Enel. Sin embargo, en esta oportunidad aseguró que no recibió el generador eléctrico especial.

Sin embargo, Víctor Tabera, Gerente de Mercados de Enel, niega que este tipo de situaciones se hayan producido. “Nosotros no tenemos en nuestros registros hoy día información que diga que no hemos atendido a un cliente”, dijo asegurando que se entregaron generadores a todos los clientes inscritos.

En el caso que el corte de luz se prolongue por más horas, será la Superintendencia de Energía la encargada de establecer responsabilidades.

 

Tags:

Deja tu comentario