{"multiple":false,"video":[]}

Entre las deudas más importantes de un grupo familiar, están los créditos para el financiamiento de estudios superiores, que son la esperanza para muchos chilenos de un futuro mejor. El problema comienza cuando estos préstamos se transforman en morosos.

Según un estudio de Chiledeudas realizado en base a datos de la SBIF de 2017, los compromisos ligados a créditos para el financiamiento de educación superior llegan a 4.417 millones de dólares en total, lo que representa a 616.037 personas, siendo la más actualizada información existente. Aquí se toman en cuenta los pregrados y postgrados nacionales y extranjeros.

Lo preocupante, de acuerdo con el director de Chiledeudas, Guillermo Figueroa, es que, del total de deudores educacionales, el 27% se encuentra en morosidad crediticia durante el 2017, esto es más de 167.000 personas, y si se consideran los montos involucrados, éstos se acercan al 3% de la cifra global de obligaciones con 120 millones de dólares.

Si se compara con la anterior medición de 2016, son más de 25.000 nuevos morosos educacionales que se suman en solamente 1 año, lo que significa un crecimiento de 18%, mientras que los montos implicados subieron en más de 20 millones de dólares, creciendo por tanto sobre el 21%.

Además, en la medición del 2016, el 23% de los deudores educacionales se encontraba en morosidad y si se consideran los montos involucrados, éstos representaban el 2,2% de la cifra global de obligaciones financieras. Es decir, en el 2017, se expandieron los impagos crediticios.

En el 2017 la mayor cantidad de montos morosos de créditos educacionales está en los impagos superiores a 1 año, con 56 millones de dólares y 38.000 personas. El director de Chiledeudas afirma que estos impagos financieros muestran la realidad de muchas familias del país, ya sea por distorsiones del mismo sistema de estudios que se han tratado de resolver en el último tiempo como por endeudamiento en descontrol del consumidor.

“Parte de los morosos de créditos educacionales tienen impagos en otros productos financieros. Por tanto, recomiendo a las personas mantener un endeudamiento responsable que, si incluye a los préstamos hipotecarios y por supuesto a los de estudios superiores, no debe superar el 50% de los ingresos mensuales. Es la manera de evitar la insolvencia económica, donde, de todos modos, existe la posibilidad de acogerse a la nueva Ley de Quiebras”, señala el director de Chiledeudas.

Tags:

Deja tu comentario