{"multiple":false,"video":{"key":"cr1CdnvxaXTOchvn31189","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Pese a haber quedado por detrás del oficialismo, la ex presidenta argentina Cristina Fernández logró su objetivo en las legislativas de este domingo al regresar al senado, transformándose en la principal voz de la oposición al presidente Mauricio Macri, cuyo sector obtuvo la mayoría de las preferencias en estas elecciones.

Con el 99,18 % de las mesas de votación contabilizadas, la líder de la lista de candidatos a senadores del frente Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país, registraba un 37,25 % de los votos, quedando poco más de cuatro puntos por detrás de su principal rival: el oficialista Esteban Bullrich.

Sin embargo, la mayoría pasa por alto que, más allá del número de votos, consiguió lo que ella y su “núcleo duro” de seguidores buscaban. Basicamente, volver a sus orígenes políticos y, como hizo en los 90, irrumpir en el senado de ese país para tratar de alzarse de nuevo como la líder más fuerte del arco opositor.

En tanto, por la localidad de La Rioja, otro conocidísimo de la política argentina aseguró un puesto en la cámara alta del país vecino. Se trata del ex presidente Carlos Menem, quien a los 87 años sumó 44,1% de los votos, superado por una leve diferencia a el macrista Julio Martínez, que obtuvo el 44,7% de las preferencias.

Cabe recordar que Menem, con este triunfo, mantuvo su inmunidad parlamentaria, al igual que Fernández, tras ser sentenciado a siete años de cárcel por venta de armas y municiones a Croacia y Ecuador durante su mandato.

Tags:

Deja tu comentario