{"multiple":false,"video":{"key":"crJhYrYadY02chvn33560","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Cerca de 370 millones de pesos es el monto de donaciones solidarias que habrían sido desviadas de su verdadero destino. Se trata del escándalo desatado en la Cruz Roja, caso de fraude que no solo afecta al organismo en Chile, sino en diversos países del mundo, luego que una auditoria externa dejara en evidencia las irregularidades.

En el caso de nuestro país, el mal destino de los dineros quedó patente, luego que la campaña titulada “Todos con Valparaíso y su gente”, impulsada por el organismo tras los incendios que afectaron a esa ciudad en 2017, recaudara cerca de 220 millones de pesos, de los cuales 66,6 millones fueron en ayuda de los damnificados, mientras que 214 fueron utilizados en el pago de impuestos y préstamos de la Cruz Roja.

Según Felipe Bravo, Docente de la carrera de derecho de la Universidad Católica, explicó que “es fundamental especificar cuál es la obligación que tiene una ONG de utilizar los fondos que recibe, específicamente para ayudar a las personas más necesitadas y qué porcentaje de ese dinero puede utilizar desde el punto de vista administrativo”.

Respecto a las personas que donaron dineros, todas podrían iniciar acciones legales, como lo explicó el abogado penalista Ramón Sepúlveda. “Las personas que donaron podrían, perfectamente, poner una denuncia por estafa porque los engañaron con esta figura que los hizo creer que había una campaña”, afirmando que, en este caso, estaríamos frente al delito de fraude.

Tags:

Deja tu comentario