{"multiple":false,"video":{"key":"cr7xsjf0vQgAchvn31969","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Los cuerpos de las víctimas fatales producto del volcamiento de un bus en la ruta CH-181 que une a las localidades de Curacautín y Victoria, llegaron hasta Tirúa en una caravana acompañada por todos sus seres queridos.

Los fallecidos fueron trasladados desde el Servicio Médico Legal de Temuco y llegaron hasta el Cesfam para hacer un responso en su memoria.

Hasta el lugar también llegaron quienes sobrevivieron al accidente ocurrido durante la tarde del pasado sábado.

Marivel Peña, una de las sobrevivientes, relató que “recuerdo que el bus perdió el control y ya estábamos tirados”. Asimismo, Ingrid Perló, otra de las víctimas sobrevivientes, señaló que el bus que habían licitado no era en el que se estaban trasladando: “No era un bus del año 2016 que era el que nosotros esperábamos de la licitación”.

Incluso hubo personas que no quisieron subir al bus producto de la desconfianza que les generaba la máquina. Rosa Cayupe fue una de esas personas que no quiso viajar en el bus, ya que éste “iba pasado a petróleo o bencina”.

 

Tags:

Deja tu comentario