{"multiple":false,"video":[]}

Después de reunirse con especialistas internacionales en el estudio y tratamiento de la rabia, los cuales trabajaron en los últimos días en Valparaíso, Quilpué y Santiago, el subsecretario de Salud Pública, Jorge Díaz, expresó que hubo consenso en ellos de que Chile es un territorio libre de rabia canina.
Los expertos llegaron a Chile después de conocido el caso de un joven que está hospitalizado en Viña del Mar y que contrajo rabia después que fue mordido por un perro en Quilpué.
Entre los profesionales que llegaron a Chile para estudiar la situación, son Juliana Castilho, del Instituto Pasteur de Brasil, organismo especializado en el estudio y tratamiento de la rabia y Víctor Javier Del Rio Vilas, profesional miembro de la oficina de Zoonosis del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa), centro científico de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).
El representante en Chile de la OPS, Roberto Del Águila, expresó que “en este momento Chile se considera libre de rabia transmitida por perros. Hay un caso de una persona mordida en el que tenemos que determinar fehacientemente qué virus es el que le está produciendo la enfermedad. Las evidencias hasta el momento nos indican que es por murciélago”, declaró Roberto Del Águila.
Respecto de la respuesta implementada por la Autoridad Sanitaria, por la cual se han vacunado más de 20 mil perros en Quilpué y sus alrededores contra la rabia, el representante de OPS dijo que “hay una acción sumamente bien manejada en relación a la vacunación de perros y al control de aquellos perros sospechosos de morder a la persona y que fueron retirados de la plaza no encontrándose en ninguno de ellos el virus rábico. Esa indicación nos dice que no hay evidencia de que el caso de rabia haya sido por una transmisión de virus canino”.
Charles Rupprecht, en nombre de la Alianza Global contra la rabia agradeció la oportunidad de colaborar con las autoridades locales y sostuvo que “hay que felicitar a Chile por la forma prudente y por los medios dispuestos para controlar la situación”.
Declaró que el país representa una situación ejemplar al “demostrar que es posible eliminar la rabia canina, con un ejemplo excelente de una respuesta inmediata con una vacunación masiva a las mascotas”.
Por su parte, subsecretario de Salud Pública, Jorge Díaz, informó que el objetivo de la visita de los especialistas extranjeros fue conocer de la experiencia internacional con el objetivo de “mantener a Chile como país libre de rabia canina, porque no hemos encontrado evidencia de que exista rabia canina en nuestra población”.
Añadió que se modificó la “circular con respecto a vacunación definiendo claramente la necesidad de poner cinco dosis de vacuna contra la rabia en caso de mordida de un animal. Una dosis no sirve”.
La excepción se da, dijo, en caso que el perro mordedor tenga certificado de vacunación al día, que el can se mantenga vivo por 10 días tras la mordedura o en caso de que el Instituto de Salud Pública (ISP) certifique que el animal está sano.
El subsecretario Díaz sostuvo que “nuestro interés es que a partir de este caso de rabia en una persona de Quilpué la población chilena tome una conducta responsable en el manejo de sus mascotas. No podemos seguir con la cantidad de perros que deambulan por la calles sin control y una persona que se haga responsable de su buen estado higiénico”.

Deja tu comentario