{"multiple":false,"video":{"key":"cr4uAXYWB4Zkchvn31557","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

No superan los 10 años de edad y, sin embargo, a diario son obligados a trabajar. Se trata de la realidad de un grupo de niños., hijos de comerciantes ambulantes que, desde muy temprano, venden productos sin la compañía de adultos.

Es la dura realidad de varios pequeños que circulan por los centros comerciales de Estación Central, donde se dedican a vender calendarios o llaveros.

El hecho fue registrado por una Cazanoticias, quien señaló que “conversamos con ella, estaba desprotegida, andaba sola. Dijo que después de estudiar iba a ayudar a la mamá, pero la niña anda sola, cruza la calle sola. Me cesta entender cómo hay padres así”, señaló Camila Silva, a cargo del registro.

La Capitán Cynthia Salas, de la Comisaría de la Infancia, indicó que “por estar trabajando y recibir a cambio un dinero, no se ejerce un derecho tan básico como el derecho a la educación”, señaló.

La legislación local permite que menores trabajen, pero solo a partir de los 15 años y con una serie de restricciones y bajo contrato.

Tags:

Deja tu comentario