{"multiple":false,"video":{"key":"crUqljYQdUxCchvn35067","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Las bajas temperaturas en otoño, por lo general vienen acompañadas con un aumento en casos de resfríos, gripe o cuadros virales, los que muchas veces pueden ser evitados con simples pasos.

Existen 12 variedades de virus con 150 tipos distintos, siendo la influenza, faringitis, bronquitis o neumonía, las enfermedades más altamente contagiosas y peligrosas en esta época.

Es por eso por lo que expertos recomiendan aumentar las ventilaciones en espacios cerrados, estornudar o toser tapándose la boca con el brazo y no con la mano, lavarse frecuentemente las manos, usar alcohol gel y evitar secar la ropa al interior del hogar.

Sumado a eso, una dieta balanceada puede ayudar a combatir el contagio de estas enfermedades, mediante el consumo de carnes y lácteos, los que poseen zinc; alimentos de origen marino, que poseen cobre y manganeso; además de frutas, verduras y frutos secos que poseen una variedad de vitaminas.

Especialistas sugieren la inoculación para evitar el contagio de enfermedades como la influenza, extendiendo este llamado para toda la población y no solo para los grupos de mayor riesgo.

 

 

Tags:

Deja tu comentario