{"multiple":false,"video":{"key":"crMPThh4ct0Uchvn34062","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Según un informe entregado por la Subsecretaría de Prevención del Delito, durante el 2017 se registraron al menos 1.200 casos de portonazos en nuestro país, siendo detenidos 221 individuos por cometer este delito.

La región Metropolitana es la que concentra la mayor cantidad de casos, seguida por la región de Bío Bío y Valparaíso.

La última banda detenida por el delito de portonazo, son los conocidos “Pimpinela”, integrada por Nicolás Tello Tello y Gabriela Alfaro Jara, quienes actuaban principalmente en la comuna de la Florida. Quedaron en prisión preventiva luego de asaltar a un conductor Uber.

Respecto de esta problemática, el mercado entrega distintos elementos para intentar detener el delito. Uno de estos productos, es un control inmovilizador que pretende detener el motor una vez que el vehículo es robado.

Así como también hay un producto que impide que un vehículo pueda arrancar. Pero el más utilizado por los chilenos es la aplicación móvil “SoSafe” la cual permite reportar robos y otros delitos, comunicando a los vecinos del sector donde se registran los hechos.

 

 

Tags:

Deja tu comentario