{"multiple":false,"video":{"key":"cslWDvoKSmtgchvn37461","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Desde el primero de agosto comenzará a funcionar el tramo de la autopista Santiago Lampa. Uno de los grandes temas ha sido el cobro de peajes y la poca accesibilidad que tienen las comunas más alejadas de la Región Metropolitana como Lampa, Til Til o Quilicura.

Alcaldes de esas comunas han trabajado en conjunto con el Gobierno, pero algunos grupos siguen insistiendo en que los costos por el uso del tramo son abusivos.

Son dos caras de un mismo proyecto que desde 2015 ha sido un dolor de cabeza para los vecinos, pero para el Gobierno un plan de mejoras en materia de conectividad, vías que iniciaran sus cobros en sus cuatro pórticos de ida y regreso en los quince kilómetros que abarca esta ruta, que además cuenta con tres vías de servicio exentas de pago.

Según detalló el Ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, “el tiempo de desplazamiento va de 25 a 10 minutos, hay mejoras en materia de seguridad y no se registran accidentes este año en esa vía”, señaló.

El problema es que los habitantes de las comunas aledañas reclaman que los cobros son muy altos, aunque algunos lograron reducir el costo, como ocurrió con la comuna de Til Til, quienes bajaron la tarifa de $1.500 a $300.

Tags:

Deja tu comentario