{"multiple":false,"video":[]}

Mientras en casi todo el mundo las flores y los chocolates eran la tónica para regalonear a las madres en su día, un reo boliviano ni siquiera pensaba en su progenitora, ya que sus pensamientos estaban ocupados en la curiosa forma en que pretendía escapar del recinto penitenciario donde estaba recluido.

Claro, pues el prisionero no encontró nada mejor que disfrazarse de mujer para engañar al personal de custodia y salir caminando de la cárcel, como si hubiese sido madre alguna vez.

El insólito hecho se registró en el penal del Cusco en Perú, donde Arturo Montoya, quien se encuentra en prisión preventiva por tráfico de drogas, aprovechó esta especial celebración para vestirse de mujeres con una falda, senos falsos, lentes y una peluca, lo que fue advertido por los gendarmes, según informó radio Cooperativa.

Según informó el Ministerio de Justicia de ese país, el reo fue sorprendido, ya que se encontraba extremadamente nervioso y no contaba con el timbre y autorización de ingreso.

 

 

Tags:

Deja tu comentario