{"multiple":false,"video":[]}

Se estima que en Chile hay cerca de 61 mil personas viviendo con VIH, de las cuales solo 41 mil están diagnosticadas y de ellas, 30 mil se mantienen en control en el sistema público, según cifras del Ministerio de Salud.

Con el fin de mejorar la pesquisa de esta enfermedad, es que las autoridades han decidido avanzar ampliando el acceso al examen. Este test, a diferencia del de Elisa, permite resultados en tan solo 15 minutos.

No obstante, el académico de Tecnología Médica de la U. San Sebastián, Diego Nicosia, advierte que “los test rápidos no constituyen un test confirmatorio para la enfermedad”.

El experto explica que “tienen una menor sensibilidad analítica, es decir, que para que estos marquen positivos tiene que existir una mayor cantidad de anticuerpos en el organismo a diferencia del Test de Elisa que al ser más sensibles pueden detectar la infección con una menor cantidad de anticuerpos”.

Agrega que esta condición de sensibilidad se expresa en otra variable importante que se denomina periodo de ventana. “Para que se genere una cantidad de anticuerpos que permita la detección del virus tiene que pasar un tiempo, desde esta perspectiva para que se genere la cantidad de anticuerpos necesarios para que un test rápido pueda detectar la infección tiene que pasar un tiempo mayor al necesario para un test de ELISA”.

Consejería

Para el académico de Química y Farmacia de la Universidad San Sebastián, Carlos Lagos, la toma de este examen debe ir acompañada de una consejería, donde se le explique a la persona de qué se trata este examen, por qué se hace, cuáles son los pasos en caso de ser portador de VIH.

“En Chile existe la Ley del SIDA que define cuáles son los criterios para realizarse el examen de VIH, quién lo hace y las obligaciones de cada una de las personas que participan en la toma de muestras y la notificación de resultados”.

¿Se puede aplicar el test en farmacias?

Aún no. Para ello se necesitan cambios reglamentarios. “Legalmente no existe consejería en la farmacia. Y si se hiciera una modificación, los químicos farmacéuticos tienen las competencias técnicas y de formación de salud para hacer la orientación sobre el VIH a las personas en una zona separada del local para la atención y entrega confidencial del test, cómo ocurre cuando se toma una glicemia, se evalúa el peso o para la entrega de indicaciones sobre medicamentos”.

Tags:

Deja tu comentario