{"multiple":false,"video":{"key":"csilYiK4xQpCchvn36953","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

A través de un comunicado público la PDI se refirió a la denuncia presentada ante la Fiscalía Nacional el 28 de junio del 2018 por un integrante de la institución respecto de hechos que podrían afectar la probidad administrativa y eventualmente ser constitutivos de delito.

En el primer punto el escrito sostiene que “la situación que el funcionario informó en marzo del año en curso a su jefe directo se refería a hechos que podrían constituir faltas administrativas. En este contexto y con el propósito de velar por la transparencia del proceso investigativo, se instruyó de inmediato una investigación a cargo del Departamento de Asuntos Internos, dependiente de la Inspectoría General, la que determinó que no existieron hechos que afecten la probidad administrativa”.

El comunicado especificó además que “Independiente de lo anterior, la institución instruyó un sumario administrativo para establecer eventuales faltas en este ámbito y pondrá todos los antecedentes a disposición del Ministerio Público”.

El director general de la PDI, Héctor Espinosa, sostuvo, tras reunirse con el ministro del Interior, que “absolutamente, descarto toda irregularidad”. Además, explicó, según consigna Radio Bio Bio, que lo único que podría existir es una falta de los funcionarios.

“Habría falta administrativa por el uso de un Whatsapp donde se habrían dichos algunas palabras ofensivas, y eso se va a aclarar en la investigación”, afirmó.

Luego indicó que “conozco el origen de los whatsapps y antecedentes de la investigación y tengo la absoluta certeza, porque he conversado no sólo con los dos involucrados si no que con todas las personas que estaban en el grupo de Whatsapp, y tengo claro que está entre broma y una cosa así como falta de prudencia”.

 

 

Tags:

Deja tu comentario