“La exposición de niños a actividades políticas que no resultan tolerables”, dijo la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, luego de que niños de preescolar le cantaran Cumpleaños feliz al presidente Sebastián Piñera en La Moneda.

El hecho ocurrió la mañana de este lunes 2 de diciembre cuando la ministra de Educación, Marcela Cubillos, y la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, llegaron junto a un grupo de menores de edad de Puerto Guadal (Región de Aysén) que viajaron a Roma para participar del encuentro Design for Change.

Lee también: Ciudadanía Inteligente lanza plataforma que muestra qué tan profunda es la desigualdad en América Latina y el Caribe

Fue en este contexto que los niños comenzaron a entonar el cumpleaños feliz al mandatario, que ayer cumplió 70 años. Esta situación molestó a Muñoz, quien respondió a través de Twitter a María José Castro: “Y eso? Ahí no es proselitismo??? No entiendo esto Subsecretaria, si ustedes llevan a los niños no aplica la denuncia??”, indicó.

La denuncia corresponde al anuncio de la Ministra de Educación sobre la protección a menores de edad tras recibir reclamos de “adoctrinamiento político” en distintos establecimientos educacionales del país.

“Es una forma de violencia, quizás una violencia menor visible que un overol blanco tirando una molotov, pero ver a niños de jardín infantil repitiendo consignas políticas que una educadora les enseña es violento“, indicó Cubillos el pasado lunes 25 de noviembre.

La jefa de la cartera ministerial no tardó en responder el cuestionamiento de Muñoz a través de la misma red social:

A lo que Muñoz replicó: “No, no es lo mismo, es que la idea de que no se vinculen con lo político debiera ser para todos, independiente de lo que se trate, pensaba que ese era el interés suyo”.

El emplazamiento de la Defensora de la Niñez no se quedó ahí. Luego, en la Comisión que analiza la acusación constitucional contra Sebastián Piñera, continuó su crítica señalando que “hay que tener coherencia y consistencia entre qué hacemos y en qué incluímos a los niños y qué consideraciones tenemos”.

“La exposición de niños a actividades políticas no resultan tolerables, desde el punto de vista de su grado de desarrollo y madurez, y que por lo tanto podrían ser constitutivas de situaciones de proselitismo que no son tolerables, pero no son tolerables para nadie”, agregó.

Tags:

Deja tu comentario