{"multiple":false,"video":{"key":"crLW3lPH5qncchvn33941","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Dolce & Gabbana (D&G) desfiló y hasta voló por la pasarela de Milán para presentar su colección para la mujer del próximo invierno, una apuesta en la que su fiel estética barroca se entremezcló con coloridos elementos y alusiones pop.

La nueva propuesta de Domenico Dolce y Stefano Gabbana lleva por título “Fashion devotion” y tal es así que algunas de sus creaciones recuerdan, como es habitual en sus creaciones, al mundo eclesiástico, incluso con bolsos en forma de tiara pontificia.

Por eso no faltaron, como en pasados desfiles, los querubines, representados con las caras de los diseñadores, o las imágenes de vírgenes o “madonne”.

El desfile comenzó con sorpresa, cuando un conjunto de drones, perfectamente alineados, sobrevolaron la pasarela para mostrar a los asistentes la nueva colección de bolsos de la firma.

En esta nueva colección, D&G es fiel a su estilo, y no faltan las pedrerías, los encajes o los brocados en dorado y metálicos, pero en esta ocasión se han decantado por añadir detalles que recuerdan a la cultura del cómic e incluso a los servicios de mensajería instantánea, con onomatopeyas y expresiones bordadas. EFE

Tags:

Deja tu comentario