{"multiple":false,"video":[]}

El presidente estadounidense, Donald Trump, firmó una orden para desplegar “lo antes posible” un número no determinado de militares de la Guardia Nacional en la frontera con México, en un intento de marcar músculo ante lo que considera un aumento intolerable de la inmigración ilegal.

La decisión de Trump llegó después de días de quejas del presidente contra una caravana de cientos de inmigrantes centroamericanos que se dirigían a Estados Unidos, aunque la Casa Blanca atribuyó la medida al aumento en la llegada de indocumentados al país desde febrero.

“Seguimos viendo niveles inaceptables de drogas ilegales (…) e inmigración ilegal entrando en nuestra frontera sur. Esto no solo amenaza la seguridad de nuestras comunidades y niños, sino también nuestro sistema legal. Es hora de actuar”, dijo la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Kristjen Nielsen, en una conferencia de prensa.

“Para prevenir esas consecuencias, el presidente ha ordenado que el Departamento de Defensa y el Departamento de Seguridad Nacional trabajen con nuestros gobernadores (estatales) con el fin de desplegar personal de la Guardia Nacional en la frontera suroeste, para ayudar a la Patrulla Fronteriza”, añadió Nielsen.

Aunque Trump tenía la esperanza de que el despliegue comenzara “inmediatamente”, según Nielsen, en su orden dio 30 días al Pentágono y a las otras agencias del Gobierno involucradas en la misión para que le presenten un “plan de acción” para militarizar la frontera.

Tags:

Deja tu comentario