La noche este jueves, Carabineros detuvo en la región de Ñuble a Marcelo Antonio Hernández Sandoval, dueño y representante legal de la empresa de Línea Azul, cuyo bus protagonizó un accidente el lunes pasado, dejando seis muertos y 46 heridos.

La orden de detención en contra del empresario fue emitida la tarde del miércoles por parte de la Fiscalía, sin embargo, él no había dado señales ante las autoridades hasta su captura.

Marcelo Hernández (Foto: Diario La Discusión)

Según informó BioBioChile, sus abogados afirmaron que iba en camino a entregarse cuando fue interceptado por el OS9 de Carabineros.

La formalización se realizaría cerca del mediodía de este viernes en el Juzgado de Garantía de Graneros y podrían imputarle el delito de homicidio.

Este jueves, Daniel Alexis Guajardo Pinto, jefe mecánico y encargado de los talleres de Línea Azul, fue formalizado por homicidio y lesiones con dolo, razón por la que quedó en prisión preventiva durante el tiempo que dure la investigación.

Vale recordar que, de acuerdo a la investigación de la Fiscalía, que la máquina accidentada circulaba con una patente que no le correspondía, dado que la suya había sido cancelada de acuerdo al registro del Ministerio de Transportes. Además, tenía su documentación adulterada.

Según el fiscal regional subrogante, Javier Von Bischoffshausen, los funcionarios de la empresa realizaban ajustes a las máquinas, pese a que sabían que podrían provocar algún accidente.

“Un vehículo que está dispuesto a circular sin Permiso de Circulación, sin revisión técnica obtenida en norma, sin autorización para el transporte de pasajeros, es un riesgo para terceros. Si le añadimos a aquello que no cuenta con la mantención adecuada, evidentemente es un riesgo. Ellos fueron totalmente negligentes en su actuar”, dijo el persecutor.

Tags:

Deja tu comentario