{"multiple":false,"video":[]}

Una curiosa situación se produjo luego que el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, llegara hasta su local de votación en la Escuela República de Alemania en Santiago Centro, luego que el candidato saliera de la cámara secreta con su pulgar entintado en alto.

Lo raro fue que este proceso de estampar la huella digital en el libro de registro de votación fue derogado en 2012, transformándose más bien en un recuerdo de votaciones históricas, como la elección del SÍ y el NO en 1988.

Cabe recordar que el Servicio Electoral, dejó de pedir a los votantes este trámite durante las elecciones municipales celebradas en 2012, gracias a las actuales medidas de seguridad y el nuevo padrón ya no es necesario explican en el Servicio Electoral.

Sin embargo, y a pesar que ya no es una exigencia obligatoria, cada votante puede solicitar entintar su dedo, tan solo como una opción personal, la que el ex mandatario habría solicitado a los vocales de su mesa correspondiente.

 

Tags:

Deja tu comentario