{"multiple":false,"video":{"key":"crJ92duCigk2chvn33620","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Un retrato hablado de un delincuente, que debería ser una imagen detallada de los rasgos de una persona, terminó siendo un dibujo que parecía hecho por un niño.

Esto fue lo que ocurrió en el estado de Pensilvania, Estados Unidos, cuando la policía tuvo que armar un retrato del hombre que robó en una tienda.

Este sujeto, un vagabundo, ingresó a un local en Lancaster y se hizo pasar por un vendedor para sustraer dinero y productos, aprovechando que el encargado había salido unos minutos.

Tras lo ocurrido, los policías tomaron la declaración de los testigos para elaborar un retrato hablado del antisocial. El problema fue que, lejos del profesionalismo esperado, hicieron un infantil dibujo, que fue difundido a través de Facebook para reunir pistas.

Finalmente, el dibujo dio resultados y lograron detener al asaltante, confirmando su identidad con un testigo del delito. Se trata de Hung Phuoc Nguyen, que deberá enfrentar a la justicia federal.

 

Tags:

Deja tu comentario