{"multiple":false,"video":[]}

Coloquialmente ser “guiña” en Chile es sinónimo de robo, hurto, como también un símil de aprovechar la situación para irse con lo que es ajeno.

Una palabra que encuentra su origen en una especie felina nativa de Chile y Argentina, el “guiña” o Leopardus guigna, cuyo nombre es frecuente en redes sociales para describir a uno que otro político corrupto, sobre todo en el marco de la campaña presidencial.

Por eso, el Ministerio del Medioambiente decidió usar su plataforma en Facebook para limpiar el nombre de este felino que no pesa más de tres kilos y que es un muy similar a un gato casero.

Nuestro hermoso y más pequeño felino silvestre ha sido estigmatizado por el uso del lenguaje coloquial”, dice el mensaje que acompaña la foto de uno de estos especímenes, agregando que “¡es hora de reivindicar al Güiña!”.

Tags:

Deja tu comentario