Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bIu6bb","duration":"00:01:41","type":"video","download":""}}

El embalse El Yeso es la principal reserva de agua para el gran Santiago y, si durante agosto llamó la atención que la Dirección General de Aguas informara que estaba a un 45% de su capacidad, la cifra dada a conocer en su informe de septiembre es más preocupante aún.

De acuerdo con el último reporte del organismo, dependiente del ministerio de Obras Públicas, el agua copa sólo un 37% de la capacidad del embalse El Yeso en las alturas del Cajón del Maipo, la cordillera de la región Metropolitana.

Lee también: El plan para que no se seque el Parque Metropolitano ni el cerro San Cristóbal

Según la información, El Yeso guardaba hasta fines de septiembre pasado 82 millones de metros cúbicos de agua, bastante menos que los 103 registrados en el mismo periodo de 2018.

En cuanto al caudal del río Maipo, que abastece cerca del 80% del consumo de agua potable en la capital, en el sector El Manzano se registraron 47,7 metros cúbicos por segundo en septiembre, muy por debajo de su promedio histórico para el mes que alcanza 78,9 metros cúbicos por segundo.

También preocupa la merma en las reservas de las lagunas del Maule y del Laja que registran menos de un tercio de su capacidad. Aunque lo que aparece como más dramático es el caso del (ex) lago Peñuelas en Valparaíso que está a semanas de desaparecer por completo con sólo el 2% de su capacidad.

En cuanto al caudal de los ríos, la DGA detalla que durante septiembre “desde la región de Valparaíso hasta el río Ñuble, los caudales aumentaron principalmente por efecto de las altas temperaturas registradas”.

“Desde el río Biobío al sur los caudales disminuyeron producto de las bajas lluvias. Todos los ríos de este boletín tienen caudales que están por debajo de sus promedios y, entre los ríos Limarí y Teno, la mayoría por debajo de su mínimo histórico”, finalizan.

Tags:

Deja tu comentario