Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bHLY6E","duration":"00:01:12","type":"video","download":""}}

Alarmistas, no; precavidos, siempre. Por eso hacemos el llamado de atención desde ya ante las escuálidas cifras de lluvias que registra el centro-norte del país durante este invierno. Para los expertos, el invierno meteorológico se extiende durante junio, julio y agosto. Es decir, marcamos la mitad del invierno meteorológico con una sequía que nos agobia a la luz de los números compartidos por la Dirección Meteorológica de Chile.

La Serena registra 6,4 milímetros de agua caída en los casi 45 días corridos del invierno meteorológico. En un invierno normal esta ciudad debiera acumular entre 25 y 68 milímetros.

 Lee  también: Potente informe de la ONU: “Cambio climático tendrá consecuencias devastadoras para las personas en situación de pobreza”

Santiago acumula 31,3 milímetros en lo que va del periodo en cuestión, cuando el rango de precipitaciones normal se circunscribe entre 139 y 237 milímetros.

Curicó anota 58,4 milímetros en este medio invierno para un total normal que debiera fluctuar entre 291 y 459 milímetros.

Lo más preocupante es que en lo que va de julio (casi la mitad) aún no caen lluvias en O’Higgins, Valparaíso, Coquimbo y la región Metropolitana. Un hecho más que relevante considerando que el más reciente julio sin lluvias en la zona central se remonta al de 1998, el año en el que hubo racionamiento en el suministro de energía eléctrica (noviembre 1998 a agosto 1999) debido a la falta de agua en las generadoras hidroeléctricas.

Lee también: ¡No son sinónimos! Conoce la diferencia entre el tiempo atmosférico y el clima

Según la Dirección Meteorológica de Chile, por ejemplo, en Santiago debiéramos tener entre 12 y 16 días de lluvias durante el invierno. Hasta el momento este año registra 6 días con precipitaciones, claro que con montos que dan pena (aunque uno de ellos causó más de una polémica).

Y este mal tiempo, como denominamos la falta de lluvias en #ElTiempoCHV, seguirá; porque el pronóstico no advierte de precipitaciones, por lo menos, hasta el 19 de julio.

Menos agua almacenada

A nivel nacional, los embalses anotan un déficit del 42% con respecto a sus promedios. De acuerdo a las cifras de la Dirección General de Aguas, hasta junio del presenta año, “el mayor déficit (61%) corresponde a los embalses mixtos, dedicados a la generación y al riego. Los únicos embalses con superávit son los dedicados exclusivamente al riego con un 12%. Todos los demás están bajo sus promedios”.

Al comparar el primer semestre de 2018 con el de este año, el “volumen total embalsado en el país es un 7% menor”, informa la DGA. Y añade una cifra que suena aún más estremecedora, “actualmente el almacenamiento global de los embalses en el país corresponde a un 34% de la capacidad total”.

Tags:

Deja tu comentario