{"multiple":false,"video":[]}

La empresa taiwanesa Mon Mon Da decidió promocionar sus nuevas máquinas de peluches de una forma nunca antes vista.

Si bien habían anunciado que quienes llegaran al lugar podrían encontrarse con cuatro modelos en bikini, nadie esperaba que las mujeres estuvieran adentro de las mismas máquinas.

Muchos preguntaron por redes sociales la dirección del establecimiento para ir, mientras que los que ya estaban sacaron varias fotografías volcando claramente su atención hacia las chicas.

Varios en Facebook -donde el lanzamiento fue transmitido en vivo- criticaron el recurso utilizado y acusaron una “cosificación”.

Tras ello, la empresa pidió perdón, lamentó el “malentendido” y clarificó que su intención no era mostrar a las mujeres como un premio, sino que la idea era que ellas tuvieran una interacción con los usuarios y que les ayudaran a sacar los peluches.

Tags:

Deja tu comentario