Este viernes se realizó la audiencia de control de detención del joven que se quemó al lanzar su propia bomba molotov en el marcha convocada por el Colegio de Profesores.

El menor de 17 años, que resultó con quemaduras en su cuerpo, cursa cuarto medio y quedó en libertad, pero bajo la vigilancia del Servicio Nacional de Menores durante 18 meses. 

Lee también: Carabinero fue dado de baja por tener relaciones sexuales mientras estaba de guardia en un hospital

“También está una condición implícita que es que no puede cometer nuevo delito porque si es formalizado, entonces se le revoca esta suspensión condicional”, explicó el fiscal Rodrigo Baeza.

Si esto llegase a ocurrir, el joven enfrentaría un nuevo procedimiento judicial contando con antecedentes previos (este), lo que podría endurecer la sanción. 

Según información de Radio Cooperativa, los padres del menor estuvieron presentes en la audiencia, pero no entregaron declaraciones. 

Para ofrecer esta salida alternativa, la justicia consideró que el joven no contaba con antecedentes penales ni detenciones anteriores.

Te puede interesar: Hasta cinco años de cárcel por lanzar fuegos artificiales: Proyecto de ley busca terminar con los “funerales narcos”

Por otro lado, en la jornada se formalizó también a otro implicado, pero mayor de edad. Él, en tanto, quedó con arresto domiciliario nocturno y firma mensual. 

Sin embargo, el ministerio Público aseguró que en ambos casos intentarán apelar ante la Corte de Apelaciones respecto a las medidas cautelares entregadas por el tribunal.

Tags:

Deja tu comentario