{"multiple":false,"video":[]}

Una impactante historia se conoció en Estados Unidos durante este fin de semana, luego que un bebé fuera enterrado vivo, para posteriormente ser rescatado por la policía.

El hecho ocurrió en la localidad de Montana, cuando vecinos llamarón a la policía para denunciar a un sujeto que tenía una actitud extraña y agresiva.

Tras su detención, el sujeto identificado como Francis Carlton Crowley (32), confesó que había enterrado vivo a un bebé en un lugar cercano.

La confesión provocó un amplio operativo policial para dar con el pequeño. Nueve horas después, efectivos pudieron rescatarlo, gracias a que escucharon su llanto.

“Uno de los funcionarios escuchó el débil llanto del niño. Siguió el sonido y lo encontró vivo, boca abajo, enterrado bajo una pila de palos y escombros”, declaró la policía al medio CBS News.

Además, agregaron que “el recién nacido fue rescatado en buenas condiciones alrededor de las 2:30 de la madrugada del domingo con su pijama mojado y una temperatura ambiente que no superaba los 6 grados Celcius”.

 

Tags:

Deja tu comentario