{"multiple":false,"video":{"key":"csesBzHf8EUMchvn36426","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Cerca de las 7:30 horas, aterrizó en el Aeropuerto de Santiago el vuelo que traía a Chile a los dos enviados especiales del Papa Francisco.

Se trata del obispo Charlas Scicluna y el sacerdote español Jordi Bertomeu, quienes estarán en el país hasta el domingo 17 de junio.

Una de sus misiones es visitar la diócesis de Osorno a partir de este jueves 14, luego que el aceptara la renuncia del obispo de esa ciudad, Juan Barros, tras las acusaciones de encubrimiento de los abusos sexuales cometidos por Fernando Karadima.

A la salida de Barros se suman los obispos de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero.

Ambos enviados papales pretenden “avanzar en el proceso de reparación y sanación de las víctimas de abusos“, según indicó la el Vaticano en un comunicado el pasado 31 de mayo.

Se espera que a las 16:00 horas de este martes, Scicluna ofrezca un punto de prensa donde explicará los objetivos de esta segunda visita al país.

Tags:

Deja tu comentario