Foto: Agencia UNO.

El superintendente (s) de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas, dio a conocer este viernes los resultados de la investigación en contra de la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos (Essal) por los cortes del suministro de agua potable que afectaron sectores de Osorno.

Rivas señaló que tras detectar una serie de faltas por parte de Essal, se abrió un proceso de caducidad de la concesión, a lo que sigue la etapa de descargos de parte de la compañía.

Se ha abierto un expediente de caducidad a la concesión de Essal en Osorno, proceso que también le otorga derecho a la empresa para hacer sus descargos y apelaciones, tras los cual la SISS podrá emitir su resolución final en la forma de una propuesta de caducidad al presidente de la República”, explicó Rivas.

Lee también: Crisis en Osorno: Cámara de Diputados aprueba resolución para pedir a presidente Piñera caducar concesión a Essal

Además, el superintendente aseguró que Essal arriesga multas de hasta $2.500 millones.

Según la Superintendencia de Servicios Sanitarios, las faltas detectadas contemplan:

  • Incumplimiento de la obligación de calidad de servicio
  • Incumplimiento de la obligación de continuidad del servicio de agua
  • Afectación de los usuarios
  • Poner en peligro la salud de la población
  • No cumplir con las instrucciones de la SISS
  • Información errónea a la autoridad y a los clientes

Recordemos que el 30 de julio pasado, Gustavo Gómez, ex gerente general de Essal, renunció a su cargo en el marco de “el plan de mejoras de gestión en curso de la compañía”.

Lee también: Operario que detonó extenso corte de agua en Osorno reveló precariedades en planta de Essal

La emergencia que se vivió en Osorno comenzó el 11 de julio pasado, cuando la empresa anunció un corte del suministro de agua potable ante la presencia de hidrocarburos. Esta se extendió con reposiciones y cortes intermitentes hasta el 21 de julio, cuando se terminó de restablecer el suministro al porcentaje que faltaba.

Respuesta de Essal

Por su parte, Essal manifestó su “irrestricto apego a la institucionalidad vigente” tras la apertura del expediente de caducidad, reiterando que están colaborando con las autoridades para esclarecer los hechos.

“Nos encontramos a entera disposición de la autoridad sanitaria para colaborar durante el proceso administrativo que se inicia, buscando establecer con claridad que no ha existido intención de afectar a nuestros clientes y no se cumplen los requisitos que exige la ley para caducar la concesión de Osorno“, se lee en el comunicado.

Revisa la respuesta de Essal en el siguiente comunicado:

Tags:

Deja tu comentario