{"multiple":false,"video":[]}

Cerca de las 18:00 horas de este sábado ocurrió un impactante parricidio en Peñalolén. Una madre de 24 años, identificada como Kimberly Medina, asesinó a hijo de un año y 6 meses.

Horas antes del hecho, la mujer había anunciado su decisión a través de una publicación en Facebook. “Siento que nadie me quiere y no tengo un norte ni un sur. Yo con mi hijo menor nos vamos de este mundo y no quiero dejarlo en esta vida de mierda. Rodeada de gente alcohólica y drogadicta”, escribió.

Sin embargo, su plan no funcionó completamente. Si bien el bebé murió producto de las heridas con un arma blanca, ella sobrevivió al intento de suicidio y quedó fuera de riesgo vital.

Este lunes, la joven fue formalizada como imputada y, una vez que se le dé el alta médica, cumplirá prisión preventiva mientras dure la investigación, es decir, por un plazo de 120 días.

Camila López, fiscal de la zona oriente, afirmó que esta madre arriesga penas que irían “desde 15 años y un día hasta presidio perpetuo calificado, que son las condenas más altas de la legislación chilena”.

Además, afirmó que la medida cautelar de prisión preventiva se debe a que esta mujer es un “peligro para la sociedad”.

Pese a que se está investigando una eventual depresión post parto, todavía no existen antecedentes que clarifiquen este antecedente.

Tags:

Deja tu comentario