{"multiple":false,"video":[]}

Un curioso caso médico se dio a conocer en Canadá, luego de que un hombre que había trabajado durante tres décadas como camionero, terminara solo con la mitad de su cara ajada.

Esto se debió a que nunca se aplicó protector solar, haciendo que por el lado de su rostro no le llegaban los rayos solares envejeciera de forma ‘normal’, mientras que la otra mitad, la que estaba totalmente expuesta, cambiara notoriamente de estado.

“Los rayos UVB son más cortos que los rayos UVA y son el principal causante de las quemaduras solares. Los rayos UVA, por su parte, son los responsables de gran parte de los daños que asociamos con el fotoenvejecimiento”, indica la Fundación Contra el Cáncer de Piel de Estados Unidos, según informa el portal online de radio Bío Bío.

Pese al gran riesgo al que estuvo sometido, este hombre no presenta cáncer de piel, aunque de por vida tendrá que someterse a controles médicos para evaluar su condición.

Tags:

Deja tu comentario