{"multiple":false,"video":[]}

El Estado Islámico volvió a amenazar con atacar el mundial de Rusia 2018, esta vez a través de la difusión de un montaje en el que se ve a la estrella argentina del Barcelona Lionel Messi, tras unos barrotes y con una lágrima de sangre.

La imagen, difundida por Wafa Media Foundation, uno de los muchos brazos de propaganda yihadista, es la segunda amenaza de este tipo que se hace pública en la última semana.

Hace siete días, el servicio de propaganda lanzó otro montaje, en ruso e inglés, en el que se veía a un combatiente a las puertas de uno de los estadios en los que se disputará el campeonato del mundo.

El póster mostraba una bomba en primer plano, incluía el logotipo oficial del mundial y estaba coronado por la leyenda “A los enemigos del Islan en Rusia, os juro que los muyahidin prenderán el fuego, simplemente esperar”.

La difusión de la imagen de Messi se produce apenas unas horas después de que el conocido grupo especializado en Inteligencia “The Soufan Group”, cercano al igual que SITE con la CIA, presentara un informe en el que asegura que Rusia es el primer país de procedencia de los combatientes que se unen a ISIS.

Según la citada organización, cerca de 4.000 ciudadanos rusos han viajado a Siria e Irak para sumarse y combatir, de los que 400 han regresado ya a su país.

 

Tags:

Deja tu comentario