{"multiple":false,"video":{"key":"crPkjSrHKKKechvn34377","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El terremoto del 27 de febrero de 2010, que afectó a la zona centro y sur de Chile, tuvo un impacto en los bebés que estaban en gestación, según indicó un estudio realizado por la Universidad de Los Andes.

El análisis fue realizado a 15 mil mujeres que tuvieron un parto vaginal entre 2009 y 2010, y los resultados estudiados fueron la edad gestacional, el peso, la talla y el perímetro cefálico al nacer.

Sebastián Illanes, ginecólogo e investigador, explicó que el estrés y el miedo dejaron consecuencias en los recién nacidos. “El peso de nacimiento no se vio afectado. Sin embargo, la talla, la circunferencia de la cabeza y la edad gestacional al nacer, presentaron diferencias“, explicó.

“En un análisis multivariable, los recién nacidos fueron más pequeños y tuvieron una circunferencia craneal levemente más pequeña si estuvieron expuestos durante su vida intrauterina al terremoto”, añadió el médico.

Para evitar que el niño tenga consecuencias a futuro, es recomendable que las madres practiquen el “autocuidado”. ¿En qué consiste? En mantener una alimentación saludable, libe de estrés, y actividad física moderada.

Tags:

Deja tu comentario