{"multiple":false,"video":{"key":"csj6z0QuCiOQchvn37133","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Según el resultado de un estudió que se realizó durante 10 años con personas de la tercera edad, vivir en un entorno más verde ayudaría a la longevidad.

Pero no solo eso, ya que también beneficiaría la capacidad cognitiva de los adultos mayores.

El Instituto de Salud Global de Barcelona fue quien llegó a esta conclusión afirmando que vivir cerca de áreas verdes se asocia a adultos mayores con un deterioro cognitivo mucho más lento al punto de disminuir las probabilidades de padecer Alzheimer.

Pero no es lo único, porque finalmente lo que se debe llevar a cabo es un estilo de vida saludable con ejercicios, buena alimentación, vida social con otras personas, etcétera.

Algo que sin duda invita a reducir la brecha de áreas verdes entre los sectores más acomodados de la sociedad y las comunas más populares.

Deja tu comentario