El Departamento de Ingeniería Mecánica de la  Universidad de Chile publicó un estudio que analiza la composición de los perdigones utilizados por Carabineros para disuadir a los manifestantes.

Según se lee en la publicación, el estudio busca “dilucidar su exacta composición”, tomando en consideración dos factores: “el daño mayor que provocan estos proyectiles o balines” y que en la tomografía tomada a un proyectil se observa una imagen que impide el paso de la radiación, que “se observa como un objeto metálico y no de goma”.

Acorde a lo informado por los médicos, los balines fueron obtenidos de pacientes que llegaron con estos alojados en su cuerpo.

Lee también: Testigos cuestionan actuar de Carabineros: Hombre de 29 años murió tras manifestaciones en Plaza Italia

De acuerdo a los resultados, los proyectiles se encuentran compuestos en un 20% de caucho y el 80% restante corresponde a otros compuestos, como sílice (SiO2), sulfato de bario (BaSO4) y plomo (Pb).

La Organización Mundial de la Salud califica al plomo como “una sustancia tóxica que se va acumulando en el organismo afectando a diversos sistemas del organismo, con efectos especialmente dañinos en los niños de corta edad”. Asimismo, el organismo sostiene que no existe un nivel de exposición que pueda considerarse seguro.

Lo arrojado por este estudio se contrasta con lo señalado por el general Enrique Bassaletti, quien aseguró a CHV Noticias que “existe una muy baja probabilidad de que hayan sido disparados por Carabineros, en cuanto no usamos balines, sino perdigones de goma. No estoy haciendo una defensa corporativa, sino que sea la evidencia científica la que determine”.

 

Tags:

Deja tu comentario