{"multiple":false,"video":{"key":"oVojgqZBiS","duration":"00:02:54","type":"video","download":""}}

Desde octubre pasado que no se fiscaliza la evasión en el transporte público. Según las autoridades, tras el inicio del estallido social los fiscalizadores han debido enfocarse en orientar a los pasajeros por los cambios en los recorridos.

“La labor de los fiscalizadores se focalizó en informar en terreno a los usuarios del sistema, quienes requerían orientación porque debieron obligadamente cambiar su forma de movilizarse, dada la gran cantidad de estaciones de metro que fueron cerradas”, explicó Paula Flores, jefa del programa de Fiscalización, a El Mercurio.

Un equipo de CHV Noticias y CNN Chile se subió a uno de los buses para ver cómo se vive el día a día con la evasión. Ahí, se logró apreciar que por cada dos pasajeros que pagan, el número de evasores puede ser más de cuatro o cinco.

Lee también: Gobierno suspende licitación de la nueva flota del Transantiago

“Durante el año 2018 y 2019, se ha producido una baja histórica de controles, que es muy por debajo del 50% que se venía efectuando los años anteriores”, dijo que ex ministra de Transportes Paola Tapia.

“Se está produciendo un legado histórico de deudas en el sistema de transporte público. No conocemos la evasión del último trimestre la que, sin duda, estará muy por sobre lo que se ha proyectado”, agregó.

Franco Basso, director del Centro de Transportes y Logística UDP, aseguró que, pese al congelamiento de tarifas, los aumentos en los pasajes van a llegar. “Si no se le inyecta recursos vía licitación, y más encima la gente no paga su pasaje, en algún minuto van a tener que comenzar a generarse estas alzas”, aseguró.

Tags:

Deja tu comentario