{"multiple":false,"video":[]}

La proclamación de George Weah como presidente de Liberia representa la máxima fusión entre fútbol y política, ya que por primera vez un exjugador que ganó el Balón de Oro (1995), se convierte en jefe del Estado de un país.

La historia ya incluye que catorce años después de su retirada y tras dos intentos frustrados (2005 y 2011), Weah consumó hace horas su victoria en las presidenciales de Liberia con el 61,5% de los votos obtenidos en la segunda vuelta al frente de su partido, el Congreso para el Cambio Democrático (CCD).

El liberiano, destacado especialmente durante su etapa en el Milán en la década de los noventa y considerado el mejor jugador africano del siglo XX para la FIFA, ha dado un paso más de los que protagonizaron otros exjugadores como los brasileños Pelé y Zico que llegaron a ser ministros de deportes de su país.

 

Tags:

Deja tu comentario