{"multiple":false,"video":{"key":"cr48uQFpBHMmchvn31587","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

La más alta tecnología rusa ya está en Chile. Se trata del “exoesqueleto”, aparato que intentará rehabilitar a personas con problemas de movilidad.

Se trata de una estructura mecánica con un armazón externo que se instala en una persona que ha perdido la movilidad de sus piernas.

La tecnología llegó a Chile luego que desarrolladores rusos se enteraran del prototipo chileno llamado “la silla mental”, finalista del concurso promocionado por el canal de cable History Channel, “Una idea para cambiar el mundo”, y que consiste en una silla de ruedas controlada con los movimientos de la cabeza, también conocida como “Overmind”.

“Es un sistema que permite que las señales cerebrales o movimientos de la cabeza cualquier persona pueda controlar una silla de ruedas”, relató Rodrigo Quevedo, director de Roboticslab.

La idea es complementar la más alta tecnología rusa con el desarrollo chileno, señala Quevedo, quien agregó que gracias a este aparato “una persona se podrá desplazar y ejercitar y se podrá estudiar clínicamente su avance”.

Tags:

Deja tu comentario