{"multiple":false,"video":[]}

Continúan los coletazos tras la serie de denuncias hechas por actrices nacionales en contra del director de cine Nicolás López, acusado de acoso y abuso sexual.

Luego de un reportaje hecho por la revista El Sábado y el testimonio exclusivo entregado por la actriz Daniela Ginestar a Chilevisión Noticias, ahora las repercusiones del caso van por la vía legal.

Según informó radio ADN y tras la renuncia de López a su participación en la productora Sobras, la empresa pretende defenderse de las acusaciones y lograr sobrevivir a pesar del escándalo desatado por el supuesto comportamiento inadecuado del director.

Según informó Capital, la productora audiovisual, ahora a cargo de Miguel Asensio, amigo de Nicolás López y marido de la actriz Paz Bascuñán, contrató a un grupo de abogados para recibir una asesoría directa en medio de la vorágine.

Lo que llama la atención es que el grupo de juristas, expertos en este tipo de materias, es el mismo que defendió al sacerdote Fernando Karadima, acusado de abuso contra menores.

Entre los socios del bufete figuran los abogados Cristián Muga, Rodrigo Aldoney, Rodrigo Ávila y Leonardo Battaglia. En su currículum, se puede destacar que han asesorado tanto a víctimas como acusados en casos de abuso, según informó el medio citado.

 

Tags:

Deja tu comentario