{"multiple":false,"video":[]}

Un accidentado desayuno fue el que tuvieron un grupo de excursionistas el Monte Merapi en Indonesia, luego que el volcán a sus espaldas, inesperadamente, hiciera erupción, dejando en segundo plano a la merienda matinal.

“¡Que Dios me perdone, que Dios me perdone, que Dios me perdone! es la voz que se escucha durante prácticamente todo el vídeo que un campista grabó en el momento de erupcionar”, escribió el diario español El Mundo, uno de los tantos que destacó esta noticia entre sus páginas.

En las imágenes subidas a Instagram por uno de los 120 excursionistas, se ve la imponente voluta de humo y material piro plástico que con gran velocidad se hizo dueño de los cielos, obligando al grupo a evacuar la zona rápidamente ante el riesgo de intoxicación por inhalación de gases, o ante el peligro de ser alcanzados por una roca expulsada por la fumarola a gran velocidad.

Pero afortunadamente los excursionistas se fueron marchando sin peligro, ya que el viento soplaba en ese momento hacia el sur, lejos del grupo, según informó el medio citado.

 

Tags:

Deja tu comentario