{"multiple":false,"video":{"key":"crXm2NsIDXD0chvn35465","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Profunda conmoción causó esta jornada el funeral de la pequeña Ámbar Lazcano en Los Andes. La madre de la niña asistiera a la inhumación, motivo por el cual tuvo que ser sacada rápidamente, tras ser emplazada por diversas personas quienes manifestaron su rechazo ante su presencia.

La multitud, compuesta por vecinos del sector e incluso gente que viajó desde Santiago, acompañaron el féretro de la niña hasta el cementerio Parroquial de Los Andes durante las cinco cuadras de trayecto.

La madre de la menor fallecida el pasado sábado, Tábita Paez, se encontró en el camposanto con la romería, momento en que se produjeron los incidentes, luego que varios participantes cuestionaran su presencia debido al rol que cumplió en años anteriores.

Dejé de trabajar para venir a verla”, señaló una de las asistentes al funeral, condolencias que sumaron a la de diversas personas que aún no pueden comprender este brutal ataque.

Debido a los incidentes producidos por la presencia de la madre, Carabineros debió sacarla del lugar, para resguardar su integridad, tras recibir algunos golpes e insultos de los asistentes.

Una madre debería estar con sus hijos hasta el último y no dejarla que cualquiera se haga cargo de los niños”, dijo una de las personas que criticó a Tábita.

 

Tags:

Deja tu comentario