{"multiple":false,"video":{"key":"crGpvPfVZ6WIchvn33170","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

La familia de una joven madre que falleció el pasado 22 de agosto del 2016, asegura que su caso no fue un suicido, como se dijo en la autopsia, si no que se trató de un asesinato.

Se trata de Macarena Valdés quien fue encontrada muerta por su hijo en Panguipulli. El cuerpo estaba colgado de una viga, por lo que de inmediato se habló que se trataba de un suicidio.

Sin embargo, debido a los antecedes su familia nunca creyó esta versión, ya que no había indicios de este tipo de comportamiento.

Es por es que de inmediato plantearon la hipótesis de que habría estado involucrada la empresa RP Global, la cual construiría un hidroeléctrica en el sector, de la cual Macarena era una activista ambiental e iba en contra de su aprobación.

Es por eso que sus cercanos pidieron que exhumaran el cuerpo y se le realizara una nueva autopsia. En esta, se determinó que no hubo una hemorragia en el cuello, por lo que habría sido colgada posterior a su muerte.

Debido a estos antecedentes es que pide que se haga justicia, ya que según su pareja “siempre hemos tenido la certeza que la asesinaron”.

Tags:

Deja tu comentario