{"multiple":false,"video":{"key":"crXIYUM9WeUachvn35536","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Esta tarde el Servicio Médico Legal entregó el cuerpo de Joane Florvil a sus familiares, terminando así con 218 días de espera. El cuerpo de esta joven madre de 28 años fue velado en una iglesia evangélica en el centro de Santiago, reuniendo a familiares, amigos y distintas personas que quisieron honrar su memoria.

En esta despedida masiva, la familia envió un fuerte mensaje a las autoridades, siendo su primo Fidelle quien señaló que “ese tipo de abuso no debería pasar en ningún país tan grande como Chile, la gente debería asumir su responsabilidad”.

Cabe recordar que Joane fue detenida por presuntamente abandonar a su hija en la oficina de protección de derechos de la Municipalidad de Lo Prado, luego de que fuera hasta el lugar para pedir ayuda por un robo del cual fue víctima su pareja.

Tras un proceso engorroso y de alta frustración, Joane se auto agredió en comisaría y su hija fue llevada a un centro de menores, falleciendo el 30 de septiembre. Luego de su muerte, la justicia declaró su inocencia y un sumario interno en la Municipalidad arrojó que no hubo responsables en el caso.

Otro de las familiares apuntó directamente a los cambios en la ley de migración de nuestro país, señalando que “no basta con ordenar la casa, lo que más falta hace es humanizar las relaciones”.

 

 

Tags:

Deja tu comentario