{"multiple":false,"video":{"key":"crR2BdobqXNCchvn34688","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

En la tarde del jueves, dos pilotos de la Fuerza Aérea de Chile fallecieron tras capotar el avión en el que ambos se encontraban. Los pilotos identificados como Rodrigo Valenzuela Ramírez y Rubén Aguilera Guzmán estaban preparando su presentación para la Feria Internacional del Aire y el Espacio 2018 (FIDAE).

Los familiares de ambos funcionarios se encuentran a la espera de la entrega de los cuerpos en el Servicio Médico Legal, lo cual podría ocurrir durante esta tarde.

Los pilotos, según estiman las investigaciones, habrían perdido el control de la nave luego de realizar una pirueta a poca altura. Tras ello, el avión Pillante T-35 capotó y cayó al costado de una de las plataformas de la Base Aérea de El Bosque.

Luego, el avión chocó con otros dos aviones estacionados y se deslizó por cerca de 100 metros, lo que habría provocado el fatal incendio de la máquina. Posteriormente, la nave se estrelló contra los hangares de la base.

Las causas del accidente aún están siendo investigadas, sin embargo, se estima que haya sido producido por la baja altura en la que se encontraban realizando las maniobras, ya que no habrían podido recuperar la altitud necesaria.

 

 

 

Tags:

Deja tu comentario