{"multiple":false,"video":{"key":"crWNJzqYb4NOchvn35411","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

A raíz del crimen que ha conmocionado a todo el país, tras confirmarse que Ámbar, una bebé de un año y siete meses, falleció a manos de Andrés Espinoza producto de golpes y una violación, se han generado diversos cuestionamientos hacia el sistema de familias de acogida.

Cabe recordar que la menor estaba al cuidado de su tía biológica y su esposo, ya que el Tribunal le quitó la custodia a su madre debido a distintos cuadros de agresión contra la bebé y su hermana mayor de siete años.

Ámbar y su hermana estuvieron al cuidado de amigas de la madre durante meses, mientras que su tío Rafael Páez luchaba por ganar su custodia, la que le fue negada, según él, por ser homosexual.

Ante este terrible caso, el presidente Piñera anunció una exhaustiva investigación al programa FAE Ayún, entidad colaboradora del Sename, que entregó informe determinante para la resolución de la custodia de las niñas a favor de su tía y el esposo.

Respecto de este brutal crimen que ha conmocionado a todo el país, el presidente Sebastián Pilera declaró lo siguiente:

“Quiero expresar mi solidaridad a su familia y a las familias de tantos niños en nuestro país que son abusados, y quiero decir que nuestro Gobierno no está de brazos cruzados, por de pronto ya nos querellamos contra responsables de ese brutal asesinato, pero por otro lado estamos haciendo una profunda revisión de los criterios con que se seleccionan las familias de acogida”.

 

Tags:

Deja tu comentario