{"multiple":false,"video":{"key":"crFDuWWvVEHKchvn33087","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

La mañana de este martes, el Papa Francisco pidió perdón por los abusos cometidos a menores por parte de ministros de la Iglesia, sin embargo, la presencia del obispo de Osorno, Juan Barros, en la misa del Parque O’Higgins generó cuestionamientos a sus palabras en La Moneda.

Vale recodar que Barros asumió su cargo en medio de polémicas y protestas por su cercanía con el sacerdote Fernando Karadima, por lo que ha sido constantemente catalogado como el “encubridor” de los casos de abusos sexuales.

Por tal razón, en la transmisión de CHV Noticias, el sacerdote Felipe Berríos criticó la presencia de la autoridad religiosa en la misa papal.

“Tengo que ser justo, así como yo creo que es una provocación que ciertos grupos ocasionen violencia, también es una provocación la presencia de Barros entre los obispos. Con todo lo que ha dicho el Papa, él podría haber tenido cierta dignidad de no haber ido”, afirmó Berríos.

“Deja al Papa en una situación complicada. Es violento para mucha gente que esté ahí. A mí me violenta, porque contradice todo lo que ha dicho el Papa”, agregó.

Además, Berríos calificó de “falta de delicadeza” que Barros no renuncie y que se presente en público, debido a su vínculo con Karadima.

Tags:

Deja tu comentario